Diario de un náufrago

Rueda de la energía

septiembre 2020

El 7 de septiembre, por invitación de una amiga, asistí, a las seis y media de la tarde, a la reactivación de una Rueda de energía que se construyó ya hace tiempo en la Candamia. En torno a una encina, reconstruimos con piedras dos círculos, uno pequeño, otro grande. Y enterramos cuatro cuarzos con la punta hacia arriba en cada radio, también de piedra, que unían los dos círculos: norte, sur, este, oeste.

La catedral, «fuente de energía», nos miraba atónita. Al poco, generamos un punto de acupuntura y de luz que unió el cielo con la tierra «hasta un diámetro de 180 metros» y conectamos con otras ruedas -como la de Nuestra Señora del Camino- hasta crear una red de luz y sanación global. Entonces, por lo visto, aparecieron los pleyadianos, antiguos habitantes de la tierra, y quizás los lemurianos y otros seres «que trascendieron». Y María -¿La Virgen María?, pregunté. Sí, ella, me dijeron-. Y el Guardián de cada uno de los que allí estábamos, el Ángel custodio, me imagino.

Físicamente estábamos ocho personas, sentados o de pié sobre 18 símbolos, que coinciden con los 18 chacras, que coinciden con las 18 capas de la tierra que «canalizó el arcángel San Miguel». Uno de los organizadores nos habló de Orión, de donde procedía. Y otra, del Libro. «Y de las capas internas de la tierra, y de los planos sutiles hacia el cosmos». Personas que sintieron y que vieron. Para mí, que nada sentí (salvo la brisa marina, el calor del sol y un ligero cosquilleo en los pies) y nada vi (solo lo visible), supuso todo una experiencia. El lugar, «de alta vibración cósmica», necesita ser cuidado de vez en cuando, así que, cuando me pasee por la Candamia, me acercaré por allí. Y, ya de vuelta, pensé en voz alta: ¿Si anduviera mucho tiempo con estas personas, y leyera sobre el tema, y me uniera a sus meditaciones, sería capaz acaso de reproducir lo allí vivido digamos dentro de cinco años? No sé, no sé… ¿Un antes y un después, me preguntaron? No sé, no sé. Pero tampoco se trata de racionalizar lo vivido. Así, que… (Con la inestimable colaboración de PAS Caroline & Belén kundalini).

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s