Diario de un náufrago

Javier Hervada, uno de mis maestros

julio 2020

Javier Hervada

Acabo de recibir Nuestro Tiempo, la revista de los antiguos alumnos de la Universidad de Navarra, y leo que falleció Don Javier Hervada, mi profesor de Derecho Natural en primero de carrera. ¿Cómo no me enteré? Fue el 11 de marzo, día que recuerdo perfectamente porque viajé de León a Jerez para estar con mi padre, que a los dos días fallecería. Y como mi padre, murió con 86 años. Y es curioso, hace unos meses, un día cualquiera, me acordé de él, más bien de un artículo suyo que leí en mi época de estudiante y recuerdo que pensé: me tengo que hacer con él, que ya en aquel entonces me impresionó cómo hablaba de la dignidad de la persona. Y este fin de semana, con unos amigos en Palazuelo de Torío, discutíamos sobre el derecho positivo y del derecho natural: a la vida, a la propiedad privada, a la libertad; y de la epiqueya, la aplicación de la ley al caso concreto. Quizás fue quien, en ese primero de carrera, sembrara en mí la curiosidad por el Derecho Canónico -él fue un especialista- pues, años más tarde, hice la tesis en Roma sobre el Favor matrimonii en el Código de 1917. Descanse en paz, un hombre bueno.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s