Diario de un náufrago

Nuevos retos

En estas últimas semanas he vivido momentos de intensidad 100.

Una tarde cualquiera me llaman desde Almería y me dicen que estoy nominado en la sección de relatos por mi libro Me gusta llevar los cordones desatados para los Premios que Círculo Rojo celebra cada año. En Roquetas de Mar. Después de tantearlo con algunos amigos y familiares y, sobre todo, con mi buena amiga la almohada, decido que voy a ir: será el 5 de noviembre, a ver qué pasa. Y es que a las tres de la madrugada me desperté con el pensamiento de que ese libro se lo había dedicado a mi padre… y ahí estaba ya tomada la decisión. Somos tres nominados por categoría. ¡Toda una experiencia!

Por otra parte, un sábado cualquiera, en Casa Galicia, jugué al tenis con un chaval de 21 años y me lo pasé genial. Recuperé sensaciones que hacía tiempo no experimentaba. Por eso, decidí apuntarme a una liga de tenis -Tenis Norte- para competir con gente de mi mismo o superior nivel. Estoy feliz. Y he jugado un partido intenso y los que me quedan.

Después del verano, parece que empieza a volver la vida a León. Ya he podido estar de nuevo en dos Cuento Cuentos Contigo, en uno de ellos leyendo alguno de los aforismos de A orillas del Esla junto con MOBT. Se ha reabierto El Albéitar, remozado, donde pude asistir a una sesión de cortos de cine. Y, y esto me emociona especialmente, mañana domingo retomamos el senderismo en ADAS, y nada menos que en el Hayedo del Bodón.

Ayer me hicieron una entrevista breve en el Círculo Empresarial Leonés (CEL) para las redes sociales.

Parece que todo se mueve.

¡¡¡Deo gratias!!!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s