Diario de un náufrago

Solsticio en la cueva

¿Qué hiciste este fin de semana? Nada especial, a parte de tener cientos de microconversaciones, dormir en una cueva, hacer meditación tántrica, probar plantas sagradas, descubrir que soy Generador según el Diseño Humano, dormir en mitad de un baño de gong y despertar de un sueño lúcido con el sonido de unos tambores y el mugido de unas vacas… Lo típico en esta comunidad de druidas. Y es que, como dice la filósofa Eshafani en El arte de cultivar una vida con sentido, es crucial encontrar tu tribu, el primer pilar del sentido de la vida, el de pertenencia.

Y es que, se diga lo que se diga, no hay mejor forma de celebrar el solsticio de verano que con otras diez personas mágicas en plena naturaleza.

La foto nos la hizo Sonia Druida.

A principios de mes recibí un mensaje de la Gran Druidesa PAS Caroline anunciando el plan. Me hizo mucha ilusión volver a los dieciocho años, cuando organizaba con los chavales en el Club Alaiz de Pamplona acampadas: «Muy buenas a todos; aquí os pasamos un poco del material que necesitaréis para ir a la cueva… 1.- Saco gordo. 2.- Esterilla…9.- Un corazón abierto». 

El primer comando operativo -Eli PAS y Amanda Bella Durmiente, Nuria Emociones, Javi PAS, Susana Abrazos y yo- llegamos sobre las siete de la tarde del viernes 25 de junio a una de las cuevas de Tolibia de Abajo, por la zona de Valdelugueros, que nos acogería con cariño esa noche.

PAS Caroline nos presenta la Cueva y todo lo que significa.
Vista desde el interior de nuestro nuevo hogar con el caldero mágico.

Y, en seguida, como buenos jóvenes castores, fuimos a explorar el entorno.

Parecida a las Grutas de las Maravillas (Aracena)
Cueva de los poetas vivos, en homenaje a No te detengas, poema apócrifo de Walt Whitman que yo debería haber leído pero que… siendo Generador… «Porque la sociedad de hoy somos nosotros… Los poetas vivos».

Más tarde, llegaría el segundo comando, el trío de la muerte: Susana Kundalini, Sonia Druida y Cristina. Y, al poco, entre aclamaciones, Colín Blanco o Negro.

Después de organizarnos un poco -había muchas cabezas pensantes y fue fácil-, nos dirigimos a una campa para la meditación.

PAS Caroline nos dio la bienvenida, agradeció nuestra presencia y nos introdujo en la esencia de lo que podría ser pasar juntos estas horas. Aunque ya nos conocíamos la mayoría, nos presentamos y casi todos coincidimos en hablar del propio sentido de misión, de propósito, el segundo pilar para encontrar el sentido de la vida.

-Mi esencia es trasmitir que existe otra manera de hacer economía y de invertir, centrada en las personas y no en los datos y los números.

-Mi misión es hacer juntar a las PAS (Personas altamente sensibles).

-Blanco o negro, no hay más.

-Quiero conocerme a mí misma en este camino espiritual.

-Todos somos dios. Seres iluminados…. Aunque no lo sepáis.

-Estoy preparando un taller de emociones al que me encantaría que participarais.

-Cuál son nuestro origen es muy importante. Los míos están en la naturaleza. Ahora, más que hacer, voy a escuchar.

-He decidido no recrearme en mi pasado y mirar siempre al presente y al futuro.

-Mi esencia es acompañar en el camino a los demás, y a eso me dedico.

Luego, guiados por Susana Kundalini, iniciamos una meditación tántrica: cogimos la mano del druida de al lado y, con los ojos cerrados, uno de nosotros cantaba Wahe Gurú y el resto le respondía, también cantando: Wahe Gurú. Luego, el mismo decía Sat Nam, que significa: «Esta es mi verdad, esta es mi esencia». Y repetía la secuencia el siguiente. Así, un cuarto de hora. Nos adentramos de lleno, casi sin darnos cuenta, en el tercer pilar del sentido de la vida: la trascendencia. Y en un entorno paradisíaco.

En círculo, en plena naturaleza, rodeados de buena gente.

Una vez instalados en lo que sería nuestro hogar, Nuria Emociones nos introdujo en el arte del Diseño Humano. Días anteriores nos había pedido hora, fecha y lugar de nacimiento y, con estos datos, nos había preparado una ficha personalizada. ¿Que cómo es el aura del Generador? Envolvente, acogedora. Su única protección es su estrategia que consiste en responder momento a momento. Les (nos) cuesta parar porque son máquinas de energía, aunque corren el peligro de que se aprovechen de ella. Han de escuchar a su sacral, aunque los sociedad no les guste, y si la respuesta es correcta, acceden a la energía vital. Si no, se agotan. A parte de los Generadores Puros o Manifestantes, estarían los Manifestantes, los Proyectores y los Reflectores.

Después de conocernos un poco mejor – a cada uno de nosotros y a los demás- , compartimos cena, con gran éxito de las butifarras y del fino La Ina. Y de las empanadillas, y del queso, y…

La terminar, PAS Caroline, nos explicó las diferentes plantas sagradas que había utilizado en el caldero -rosmarinus, ruta chalepensis, salvia verbenaca, hipericum perforatum, ajenjo y verbena- mientras nos servía una infusión y cantaba la hermosa canción de la abuelita…

A las 3.45h de la madrugada, Susana Kundalini nos ofreció un baño de gong de cuarenta y cinco minutos. Hay que vivirlo para entenderlo, dejarse llevar por el sonido y la vibración.

Gracias a la colaboración de Colín, Susana Kundalini nos pudo ofrecer esta experiencia mística.

No tengo mucha conciencia de que durmiera algo pero, cuando parecía que algo sí, la madre naturaleza me despertó.

Entorno bucólico y pastoril.

Colín, después del Baño de Gong -fue él quien lo grabó- se había ido a dormir a su furgoneta que «tenía mucho trabajo al día siguiente: ¡No ves que soy funcionario!». Después de un estupendo desayuno y una hora de despedidas y redespedidas -«Es que en el fondo, no nos queremos separar»- el Comando Trío de la muerte, se marchó con la promesa de un próximo encuentro. El otro Comando decidimos pasar el día en Valdelugueros, donde algún valiente probó las heladas aguas del Curueño .

Como el cuarto pilar del sentido de la vida es el de narrativa -cómo editamos nuestra vida, qué contamos- concluimos la convivencia con la lectura del poema Augurios de inocencia, de William Blake y otro del propio Javier PAS, Buscando el hoy, al que agradecimos su maestría con un fuerte aplauso:

Recuérdame, pero tenme presente.

Que la vida pasada se siente,

pero la presente eriza la piel.

Que un roce deja una huella,

pero la piel quiere roces que recordar.

Que los labios tienen memoria de elefante,

pero en el recuerdo parece solo un instante.

Que ahora el futuro parece lejano, porque el soñado presente se aleja a mi mano.

Que recuerdos, deseos y hechos

se funden en un momento de ausencia,

no por mayor impaciencia,

sino por reencuentros de celebrar.

Además, como soy Generador, que tengo que escuchar mi sacral, que es «la suerte que tenéis los Generadores», aproveché para grabar algunos aforismos de mi próximo bestseller A orillas del Esla. Aforismos, alientos y demás y, a veces con la colaboración de Cristina, conté con la complicidad de Susana Kundalini, PAS Caroline, Javi PAS, Susana Abrazos, Eli PAS y Nuria Emociones y Amanda.

Un fin de semana donde todos sumamos energías de todos: ¿Qué será lo próximo?

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s