Diario de un náufrago

Beltane, fusión de energías

En la libreta que guardo en mi mesilla de noche apunto sueños -lúcidos o no- que me generan bienestar. El de este sábado, 1 de mayo, me llevó a la recreación de la fiesta celta Beltane, quizás porque el objetivo desde Llamazares (1240 m) de los cinco druidas era La Cuevona (1790 m): la cueva (mujer) del Bodón (hombre), Torre mayor del Curueño, Dios de la victoria, territorio de Valdelugueros y, por tanto, de la Gran Matriarca La Toña. ¿Que si lo conseguimos? Vamos hombre…

La temperatura era estupenda. En el camino nos encontramos con lluvia nevada sin peso y fresquito a pesar de que Beltane -donde se unen la energía masculina y femenina-, celebra el comienzo del verano (estación clara); pero es que ¡en León ya se sabe! El sol también apareció en el momento oportuno. Comenzamos cruzando un bosque de hayas (fayedo) con el que establecimos una especial relación: «Cada uno que elija un árbol y se abrace a él. Luego, que vaya bajando hasta abrazar sus raíces», dijo la Gran Druidesa PAS Caroline.

Antes de que nos comunicáramos individualmente con nuestra haya
La Gran Druidesa PAS Caroline camuflada en su entorno natural, la Madre Naturaleza
Contemplando cómo se pasa la vida, cómo se viene la muerte… tan callando
La Maestra Belén Kundalini
PAS Henar
Eli PAS en busca de su haya

Después del encuentro con nuestra haya, surgió la tertulia:

-Pues yo me imaginé a los padres de cada uno de nosotros.

-Y yo, qué estábamos aportando al árbol.

-No necesitan nada nuestro, somos más bien nosotros quienes…

-¡Yo me quedaría aquí toda la vida!

-Cada uno somos una parte de Dios…

Después de atravesar el bosque, La Comunidad Druida se cruzó, antes de llegar a la cueva, con una parejita (hombre-mujer) y con un señor en cabestrillo con su hijo: «De la cueva al Bodón, cuarenta minutos».

Una de las frases mágicas más repetida fue: ¡Vaya pedrada!
Un documental de Geolodía (Gota a gota) desvela los enigmas geológicos de la cueva de Llamazares o Coribos, cerca de la nuestra.

Como si fuera un documental de Calleja, fui retransmitiendo lo que nos ocurría, pensando ¡que bien podrían ser mis últimas palabras!:

Capilla Sixtina del Curueño, de caliza. Con sus estalactitas que de vez en cuando se caían y…
PAS Henar, MAC y la Maestra Belén Kundalini
Me recordaban un poco a La gruta de las Maravillas de Aracena (Huelva)
PAS Henar preparándose para desplegar todo su poder: la mujer como nexo de unión entre el hombre y la naturaleza.
Eli medita en silencio la elección del sitio donde los druidas harán el fuego donde saltar (Beltane=Buen fuego)
Símbolo del palo de mayo, cintas de colores que se trenzan al movimiento de los jóvenes y van envolviendo poco a poco al tronco. Los niños, fruto de Baltane, se llamaban merry-be got (alegremente obtenidos)
Enfocada al amor y a la fecundidad, los matrimonios celebrados en Beltane duraban un año y un día y, si todo iba bien, se renovaba para siempre, para siempre, para siempre.
La Druida PAS Caroline celebrando Beltane, fiesta de la alegría
Después de saltar metafóricamente la hoguera de la purificación y limpieza y de pedir deseos y prosperidad

Si queréis saber de Beltane, una de las cuatro principales fiestas celtas, os aconsejo este vídeo.

Un vídeo que recoge la esencia druida es este, de la Compañía de Dantza Dantzarima.

Y una manera de entender Baltane es como camino de regreso a casa, en palabras de Gabriela Robles.

Luego, seguimos nuestro camino…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s