Películas para escritores

La librería

Isabel Coixet nunca defrauda. Una película que, se mire por donde se mire, merece la pena.

Para el recuerdo, la conversación entre la protagonista, una viuda ilusionada por cumplir el sueño de su vida, poner una librería, y el «viudo», que no lo es, que no sale de casa para no encontrarse con otras personas y que le encanta Bradbury, cuando ella le pide consejo para comprar 250 ejemplares de Lolita, una fuerte inversión: «Yo no concedo tanta importancia, me parece a mí, a los conceptos de bien y mal. He leído Lolita como me pidió. Es un buen libro y por tanto debería venderse a los habitantes del pueblo. No lo entenderán, pero eso es algo bueno. Entender vuelve perezosa a la mente».

Otra secuencia inolvidable es el carteo entre la protagonista y su abogado, que no parece que lo sea: «Un buen libro es la apreciada esencia del espíritu de un maestro embalsamada y preservada a fin de conseguir una vida más allá de una vida. Razón por la que sin duda es un artículo de primera necesidad».

Categorías:Películas para escritores

Etiquetado como:

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s